Tengo vértigo

Siento en mi una contradicción que a la vez es parte de una limitación que me ha acompañado toda mi vida, creo que tengo localizado su origen, bueno…eso de creo es casi un decir, me crié durante mis primeros 7 años en un decimocuarto piso y pasaba mis tardes en esa terraza donde arrojaba cosas al tejado de una iglesia, más de un sueño tuve en el que daba con los dientes en el suelo desde la cama donde vivía como caía desde el balcón junto con todo lo que arrojaba, imagino que de aquellas viviencias llegó mi vértigo.

Fue una limitación durante una etapa de mi vida y así mismo lo defino, siempre he sido una persona trabajadora, me ha gustado probar cosas y entre ellas recuerdo cómo inicié un intento laboral con un amigo que instalaba domótica en casa, porteros electrónicos para acceso a viviendas y un sin fin de ayudas en casa, os aseguro que fue mi primer y único día que pude acompañarlo laboralmente, posteriormente alguna vez lo acompañé por amistad pero mi ayuda fue cero, no podía ni subir al tercer escalón de un escalerilla sin sentir como me asustaba y tenía que bajarme, un desastre laboral sin duda. Posteriormente lo sufrí en el ejército, en España el servicio militar antes era obligatorio y yo por elegir destino para realizarlo decidí alistarme de forma prosesional y en una modalidad que con el tiempo no se por qué elegí, me alisté en seguridad y defensa, era como una especie de policia militar, profesionales de operaciones, defensa personal y cuerpo de seguridad personal de autoridades, el hecho es que debía saltar de camiones y vehículos de escolta en marcha, tirolina, escalar paredes, montar puestos de guardia a alturas considerables y la temida pista americana donde me enterré en barro, repté entre disparos, me reventé cubriendola pero donde jamás conseguí subir unos palos paralelos sin usar las manos para bajarlos posteriormente desde la altura, me bloqueaba sin poder pensar, ni siquiera escuchaba los gritos del sargento de turno llamándome de todo, simplemente sentía parálisis por el vértigo.

¿Contradicción?

Comenzaba hablando de contradicciones porque dentro de mis miedos hay un rayo de luz en el que entiendo que desde las alturas se disfruta de vistas increiblemente hermosas y por esa contradicción he dejado de vivir muchos momentos únicos, he de decir que mi vértigo es proporcional a la estabilidad que sientan mis piernas y de lo que mis ojos tengan bajo mis pies, de ahí que pueda subir a todo un Empire State Building en pleno Manhattan, igualmente puedo disfrutar de las vistas que me proporcionan las ventanillas de un avión comercial o determinadas robustas terrazas sin una caída pronunciada, en cambio no he podido vivir plenamente mis dos visitas al corazón Maya de Chichén Itzá en La Riviera Maya (Mexico), no fuí capaz de subir unos pocos escalones cuando lo que sentía tras de mí era una empinada escalinata, jamás disfruté de su cima, jamás recogí esa imagen que ansiaba, qué decir de la torre de Pisa, tan inclinada que mi cerebro entendía que no había estabilidad como para vivirla desde su interior, por desgracia allá no he vuelto para intentarlo una segunda vez, no he tenido interés en visitar París porque no me perdonaría quedame a los pies de la Torre Eiffel, podría enumerar otros tantos fracasos en Lisboa, Amsterdam o Londres.

Los cimientos ayudan

Algo ocurrió en la ciudad de las alturas, quizás allá no tenía escapatoria ya que todo se encontraba fuera de mi alcance, todo lo que adoraba me provocaba dolor de cuello, quería y sentia como necesitaba vivirlo in situ pero había un secreto que me ayudaba…los cimientos, el vértigo es una parte de nuestra inseguridad interior, si bajo mis pies el suelo fuera transparente en el último piso del Empire State Building seguramente aún continuaría allá sentado en el suelo o arrastrandome hacia algún rincón donde no hubiera un vacío visible, soy de vértigo sensible, de ese que se siente con un sólo sentido como el de la vista, la estabilidad de un edificio me aporta seguridad, debo decir que Nueva York aporta todo lo que otras edificaciones mundiales no tienen, a veces miro esas famosas imágenes de los obreros sobre una viga de un rascacielos en construcción en plena obra durante el tiempo de almuerzo y trato de analizar quien es el que no aprecia de verdad su pellejo, el que siente vértigo o el que desprecia esa sensación de ingravidez.

Pero la sensación de vértigo la he llegado a sentir hasta a bordo de un automovil, al punto de que en mis visitas al norte de España donde la tierra se acaba y comienza el Océano Atlántico y donde los acantilados dejan un paisaje inolvidable no era capaz de conducir, pero mi problema no terminaba ahí, debía sentarme en el lado donde la caída no se observaba desde mi ventanilla, aún así tampoco podía mirar hacia ese lado, recuerdo terror y sensación de que nos despeñábamos mientras los que me acompañaban disfrutaban el momento y reían de mis miedos, yo he aprendido a no reirme de nuestros miedos cuando estos no tienen remedio o se inician en un recuerdo o una infancia que quizás no se pueda solucionar.

Por suerte he conseguido superar ciertos aspectos del vértigo a pesar de la inestabilidad bajo mis pies, he conseguido entender y confiar en la tecnología y en la seguridad que proporciona mi profesión para así al menos poder disfrutar de la calma y la sensación tan maravillosa que es volar, viajar y conocer mil y un lugar. Mi trabajo también me ha obligado en alguna ocasión a subir a una plataforma para chequear la bodega de un avión a una altura prohibida para mí, escaleras en movimiento o cintas porta equipajes, a veces la profesión obliga pero hasta cierto punto, sigo siendo un enfermo de vértigo cuando mis pies no se sienten seguros.

NYC sigue estando en mi retina…

By @jvb71

Carpe diem

Hoy volvía a casa tras sacar a mis perritos de su paseo de tarde noche (eran casi las 21:30), aquí oscurece tarde en esta época del año y me llamó la atención la belleza de lo que me rodeaba como si nunca lo hubiese visto aunque no es del todo falsa esta última afirmación, todos los días algo cambia la última imagen de tu entorno, el color del mar, el tono de la luna, el reflejo de esta en el Mediterráneo, la perspectiva desde la que lo observe, la temperatura, la brisa, el olor, cada detalle hace diferente ese momento y hoy como que me resultó aún más hermoso que de costumbre, desde hace días estoy siempre como que si me mudo, me quedo donde estoy, siempre con dudas más fantasiosas que reales pero al fin y al cabo dudas.

Justo en este instante que describe la imagen fue dónde las ondas cerebrales se detuvieron y rebobinaron hasta intentar entender mis dudas, quizás no las entendieron y el discurso fue bien diferente, pensamiento positivo, mente limpia y disfrutar del momento para llegar a casa y volver a mirar cuanto me rodea, no paré ni para soltar los trastos de los perros, quise asomarme a la terraza y contemplar un poco más todo aquello, me senté, me serví un refresco y sonreí un buen rato, daba igual lo que me rondara la cabeza hacía unos minutos, horas o días, me olvidé de todo y aproveché el momento.

Cuanta razón tenían los filósofos y qué aburrido me parecieron siempre las clases de esa materia tan enriquecedora, quizás estaba mal planteada la asignatura o no debimos estudiar a los clásicos sino más bien disfrutarlos y entenderlos sin tener que memorizarlos, siempre he pensado que ese ha sido mi rechazo a los estudios, memorizar algo que igual nunca que sirva, de hecho hay frases y pensamientos muy actuales que debieran aplicarse hoy día y que no se toman en cuenta porque los que mandan tampoco entendieron esa asignatura o no la estudiaron por la misma razón que yo, la diferencia es que ellos ocupan lugares relevantes en la sociedad con poder para cambiar el signo de un país y yo simplemente podría cambiar la hora de salida de un avión si no realizo bien mi trabajo, aún así me encantaría tener una charla con ellos y hacerles ver sin haber estudiado a los clásicos que simplemente aplicando unas pocas ideas de esos filósofos en la actualidad los problemas económicos, sociales y de distinta índole podrían mermarse, pongamos por ejemplo el desarrollo de la academia (universidades) y no hablo de su metodolgía en sí, sino de la salida al mundo laboral, en España las mentes más privilegiadas han debido emigrar para darse a conocer y desarrollar sus estudios, algunos son eminencias trabajando para otros paises, quizás aquí hubieran encontrado alguna cura, si no para un cancer para acabar con el desempleo, la corrupción o hubieran sido grandes políticos, cómo se le va a uno la cabeza sonriendo tras un atardecer…

La montaña me inspira de igual forma, pero los atardeceres frente al mar me trasladan del lugar y la realidad.

A las 6 de la madrugada mi luna se escondía y yo comenzaba mi jornada laboral volviendo a mi realidad en la que no tendré una entrevista con nadie influyente ni podré desarrollar las ideas de ningún clásico en el mundo moderno, pero el momento fue igual de hermoso.

By @jvb71

Siempre te vuelves a ilusionar

Tan sólo recuerdo dolor y sufrimiento futbolísticamente hablando, un duro descenso de categoría con una plantilla que fue definida para mantenerse holgadamente pero que un entrenador primero muy vago y poco intenso, un segundo entrenador a modo de parche para capear lo que se nos venía encima y bien que recibió…

Pero todo lo malo acaba y la vida en el fútbol te da la ocasión de devolver las alegrías a tu gente a la siguiente temporada, este año ha comenzado bien, dos partidos dos victorias pero hay muchos interrogantes en torno a la confección de la plantilla y en una herencia que está doliendo para no dejar atrás una temporada para olvidar.

Hoy volví a mi Templo, así le llamamos aquí en Málaga en el argot malaguita aunque La Rosaleda es conocida como la Bombonera en un digamos argot futbolístico más genérico, no pude renovar mi abono, cosas de la economía, pero en cambio siempre tienes la opción de sacar una entrada a los partidos que quieras ir ya que en segunda por unos 10 o 12€ puedes ver un partido, desde otra perspectiva lógicamente pero lo ves en casa y en directo.

Siempre según se acerca el primer partido y la inaguración de nuestro templo de cara a la nueva liga sientes cosquillas imposibles de evitar, hace un par de meses aún estaba depre con el descenso, enfadado con el mundo y no quería hablar de fútbol ni de mi Málaga, pero desde hace días en mi red social y entorno futbolero hay nervios, la liga comenzó el pasado fin de semana pero hoy la hemos inagurado en casa y eso son palabras mayores, más de 18.000 malaguistas en el Estadio, digo bien, malaguistas porque en segunda división el fútbol no entra sin mucho aceite, es feo, duro y dificil, un triunfo vale millones y da igual como se consiga, hay que ganar y si se hizo un fútbol feo no importará.

Este año hay una pieza que puede marcar la gran diferencia, tenemos al mejor entrenador de la categoría, varios ascensos incluido el último del Málaga hará 10 años, el fútbol no es importante, su idea se basa en sacrificio de todas las piezas en defensa y un buen balón parado, estrategia y tratar de buscar las bandas en velocidad, con ese planteamiento ha conseguido sus logros, no hay más secretos y este Málaga en dos partidos ya evidencia ese fútbol, el primer partido fue horrible, incluso fuimos perdiendo hasta casi el final donde la velocidad por las bandas y una jugada de estrategia nos permitió remontar y traernos un triunfo de tierras gallegas (Lugo).

Hoy el fútbol al ser en casa fue más incisivo por bandas y menos contemplativo, la paciencia fue clave y el gol llegó casi faltando 7 minutos, ese es el fútbol de segunda, con un equipo plagado de canteranos del Málaga B, un par de buenos fichajes y algún jugador del año anterior de lo más destacado si es que había alguien a destacar, yo sigo sin ver a un par de veteranos de la temporada pasada pero si el entrenador los quiere le daremos un plazo de paciencia, yo no los veo pero igual en una inercia de triunfos sean otros.

Por cierto el equipo está incompleto aún, hay como 3 fichajes que no pueden ser inscritos en liga porque esta impuso hace años un límite en el que los equipos no pueden gastar más de lo que ingresan, me parece hasta perfecto siempre y cuando el reparto de los derechos televisivos fuera más equitativo y no decidieran los campeonatos, pero saltandome ese tema del que ya he hablado me gustaría saber como no se prevee un caso especial para los equipos que descienden y traen plantillas de primera división, con sueldos de primera división donde los futbolistas no quieren (ni creo que deban) bajarse sus sueldos, siempre hay una solución que es cediéndolos a equipos de primera o vendiéndolos, pero es que a esta plantilla que hizo 11 puntos el año anterior y no corrían por el cesped no los quiere nadie, de ahí que estemos sin fichar rebasando el límite, ahí andan los que mandan, a ver si le hacen la cirugía estética a alguno para poder venderlo por jugador bueno y con clase.

Volviendo al fútbol…nada como ver tu porteria a cero al final de cada partido, me voy con buenas sensaciones y con un poco de felicidad y la mente despejada, necesitaba darme este caprichito.

Nos seguimos leyendo y os cuento nuestra aventura por el infierno de la segunda división…

By @jvb71

¿Nuevo amanecer?

A veces uno no sabe identificar bien cual es el mejor momento o cual es su lugar perfecto en su pequeño universo, así me encuentro yo a veces cuando visito un lugar tan hermoso que te hace dudar si tus raices son mejores o emigrar puede ser la solución, imagino que es exactamente lo mismo que sienten las personas que visitan mi país, quizás uno desea lo que tiene lejos o simplemente lo que no tiene, no analiza extras, no analiza situación económica, política ni sentimental siqueira, sólo desea trasladarse a ese lugar hermoso que conoció y vivirlo a diario.

¿Palabras al aire? No, lo que vivo no es mejor…

Llevo años observando la situación política y social en mi país, llevo días observando a dónde ha caído el nivel de los que nos gobiernan, cómo trafican con las necesidades del ser humano en pro de parecer más samaritanos que el de enfrente pero en ocasiones olvidan a quienes gobiernan, olvidan que somos millones, algunos podríamos parecer imbéciles, otros son muy espabilados pero la realidad de España es de un país de jóvenes muy preparados, de adultos muy trabajadores que día a día ven como todo por lo que pelearon se va al garete, la televisión intenta atontar, desinforma y sólo los vividores consiguen salir adelante en esa programación de baja calidad, ahora analizamos un poco todo.

A mis 47 años he vivido cómo España salía de una dictadura, como la libertad de pensamiento, la libertad sexual, la libertad de vestir como a uno le venga en gana ganaban terreno, cómo cuando creíamos salir de un país de ladrillos en el año 83 unos militares de pensamiento golpista intentaban devolvernos a los barrios de ladrillos oscuros, he vivido cómo la figura de un monarca reforzaba la libertad de pensamiento y el estado de derecho que intantaban algunos políticos sin nada a los que reprochar porque sólo eran los que llevaban una transición de la oscuridad al color, no había corrupción en sus diccionarios porque llegaban de una época donde eras fusilado en nuestro país por pensar diferente del señor bajito y con bigote que tenía al ejército a sus piés, a partir de ahí todos ganamos, se pasó del miedo a salir de todos los armarios, los armarios sexuales, los armarios reprimidos, los armarios laborales, los armarios universitarios, los armarios intelectuales…siglo XXI, sólo 40 años más tarde…me averguenzan los que nos gobiernan y en el horizonte no veo soluciones.

En los últimos 20 años he vivido el esplendor de una España que salía de un pasado oscuro, he estudiado lo que he deseado, he obtenido un empleo con un sueldo digno y desde allí hasta ahora han pasado por nuestro gobierno unos señores que han ido vendiendo todas las empresas públicas a saldo de cara a nuestra economía, han dado el poder a los empresarios que se las quedaban permitiendo el despido libre, si no le gustas estás fuera, han permitido a los bancos ser dueños del país, bancos, políticos y empresarios han hundido el país, pero dicen que toda la mierda flota y así ha ido ocurriendo aquí, el problema es que en ese camino hemos ido pagando muchos…

Primero fueron los bancos los que tras abusar y poner tipos imposibles en los préstamos fueron descubiertos en fraudes y llevando a las entidades a la ruina, ¿sabéis la solución política a esa banca rota? Rescatar al banco con préstamos públicos que no devolvieron jamás para después dar por perdido el dinero de todos los españoles, para colmo al banco rescatado con dinero de nuestros impuestos le seguimos debiendo nuestros préstamos, si no podemos cumplir nos dejan en la calle o nos embargan nuestras nóminas ¿papel del gobierno en esta injusticia? pone a disposición de las entidades financieras a los miembros de seguridad del Estado para que nos echen de casa o no podamos reclamar nada.

Después llegaron los empresarios falseando números y dejando el mayor número de desempleo de personas de entre 30 y 50 años de la historia del país, a mi también me pasó y pasé a cobrar exactamente la mitad de lo que cobraba antes del despido.

No cabía más verguenza en el país cuando gobierno tras gobierno salen escándalos por doquier, blanqueo de capitales, concesiones de suelo público, comisiones por permisos a dedo, para colmo financiaciones ilegales de partidos políticos que dan con el último gobierno en la calle.

Ahora ya los corruptos son miembros de la familia real, esposos de presentadoras de televisión famosas y folclóricas.

Con todo ese panorama los perjudicados somos los ciudadanos, pero España es complicada, los políticos saben que dando de comer a 10.000 familias se aseguran muchos votos por lo cual se aseguran muchos cientos de miles de familias a las que alimentan y así se aseguran muchos cientos de miles de votos multiplicados por los familiares de estas familias que se convierten en millones de votos y así es muy complicado echarlos de sus asientos. España es un hermoso país lleno de corruptos y gente que se vende muy barato.

Gracias a este país 20 años más tarde gano apenas lo mismo que cuando comencé a trabajar, no porque se hayan congelado, sino porque han dado vía libre a empresarios sin escrúpulos que despiden a quienes cuentan con un salario justo para contratar a 3 en su lugar, después está el tema de los inversionistas extranjeros que llegan con dinero a nuestro país, tienen dos caminos, visitar los ayuntamientos previamente y acordar lo tuyo y lo mío antes o ser apedreado públicamente por esbirros de los que mandan, es pura envidia.

Antonio Banderas, icono malagueño, triunfador donde los haya llega a Málaga con un proyecto y como los que están en el sillón no cogen nada se le insulta, se le acusa de beneficiarse con su proyecto y se le echa de su ciudad amada, creo que por fin ha conseguido su proyecto, imagino que habrá aprendido de la idiosincrasia malagueña. Unos años antes un jeque de Qatar llegó a Málaga a poner su equipo de fútbol en el candelero europeo, pidió a cambio invertir en infraestructura, negocios y a cambio crearía empleo…no pudo haber más trabas de los políticos, ¿resultado final? se aburrió y dejó de invertir y dejó al equipo a sobrevivir, idiosincrasia malagueña autodestructiva la llamaría.

Así pues y partiendo de todo lo anterior uno visita una tierra bella, con una naturaleza increible, una gente humilde y bella y se piensa si merece la pena aguantar tanta hipocresía en su país, se que son pensamientos al aire, pero aquel aura de sencillez, humildad y el respeto tras una época de crisis brutal con el narcotráfico y parece aparentemente ser el paraiso, quizás necesitase muchos meses para conocer a fondo aquella realidad pero hoy sólo tengo en la memoria de forma permanente paisajes como estos…

Y claro, con eso en la retina uno sólo desea regresar aunque sea para salir del hechizo.

By @jvb71